Lourdes Jiménez: “Cada niño es el mejor de la clase en algo y los maestros debemos buscar ese talento para potenciarlo”

  • Esta profesora de Jaén ha sido elegida el pasado enero como la “mejor docente de España en  la categoría de Educación Primaria” en los Premios EDUCA ABANCA

María Lourdes Jimenez, profesora de Villanueva del Arzobispo, que desarrolla su labor en el CEIP Santa María de Nazaret de la localidad de Chiclana del Segura (Jaén), ha sido elegida recientemente como la “mejor docente de España en  la categoría de Educación Primaria” en los Premios EDUCA ABANCA. Como parte de nuestro compromiso con impulsar la innovación educativa y compartir experiencias con otros centros, en Colegios Zola hemos querido que María Lourdes Jiménez nos explicase cómo entiende ella la innovación, así como el papel que juegan profesores y familias en el aprendizaje.

La innovación en el aula pasa por….

Pensar que todo lo que hagamos es para conseguir dos cosas: motivar a nuestro alumnado consiguiendo que se enamore de su escuela (es suya y no nuestra) y formar personas competentes para la vida real (cargadas no sólo de contenidos teóricos, sino de práctica, valores, destrezas, habilidades y competencias emocionales, afectivas, cognitivas y sociales para enfrentarse a los problemas reales del mundo, vayan o no a la universidad). Si nos marcamos esos dos objetivos, sin duda, no nos queda más opción que innovar, buscar metodologías que se adapten a esos dos objetivos, salir del círculo de confort y despeinar la escuela porque, evidentemente, el libro de texto “solo” no puede lograr nuestras metas.

Las claves para incentivar en el alumno las ganas de aprender son:

Arrodillarnos para mirar el mundo desde sus ojos y ver sus necesidades e intereses reales, escucharlos y darles mucho afecto y juego. El estado natural de los niños/as es el juego y el movimiento, no podemos separar la diversión del aprendizaje. Tenemos que dejarles manipular, experimentar e investigar.

¿Cuáles son los retos en la educación/en el aula para que los alumnos puedan responder a los retos que plantea la sociedad futura?
Tener recursos materiales variados, introducir diversas metodologías, cambiar la disposición del aula, el horario, las agrupaciones y la forma en la que el alumnado recibe el aprendizaje: de la escucha a la práctica. El niño/a debe ser el protagonista absoluto de todo lo que ocurre en clase. Un gran reto es conseguir un consenso entre todos los partidos para lograr una ley educativa buena y duradera, con una gran inversión económica y una equiparación nacional en todos los sentidos.

¿Qué papel juega la creatividad en la educación?

La creatividad y la imaginación siempre deben estar al poder del niño/a y de la escuela. Potenciar la originalidad nos va a permitir descubrir talentos y adaptarnos a los que no llegan y a los que brillan porque si sólo reforzamos aquello que se les da mal, estaremos apagando estrellas. Siempre digo que cada niño/a es el mejor de la clase en algo y nosotros, sus maestros y maestras, debemos buscar ese talento para potenciarlo. Sin tareas que busquen la creatividad difícilmente podremos lograr encontrarlo.

¿Qué pueden /deben hacer las familias para no matar la creatividad de sus hijos y favorecer el aprendizaje?

Dejarles más tiempo libre para aburrirse, ser niños/as e inventar. No organizarle todo el día con excesivas extraescolares, tener más contacto con la naturaleza y evitar el excesivo uso de la tecnología mal suministrada y a edades inapropiadas, sustituyendo esa tecnología por más música, juegos de mesa y actividades físicas. Ir a ver musicales, al teatro o cine está genial como actividad cultural, pero no podemos obsesionarnos con dar a los niños/as cientos de estímulos en todo momento, también deben desarrollar su creatividad desde su propio descubrimiento, con sus iguales.

En nuestros colegios, tenemos implantado un programa de pensamiento emocional desde hace más de 10 años, ¿qué papel crees que juegan las emociones?

Para mí las emociones son muy importantes, son la conexión entre juego y contenidos. Cuando consigues que un niño/a se emocione estás creando un vínculo afectivo y de aprendizaje muy grande. Recordamos aquello que nos emociona, así que, si logramos que se emocionen en la escuela, les será más fácil recordar lo que queremos enseñarles. Fíjate si me parecen importantes las emociones que tengo un proyecto, “Capas para todos los superhéroes y superheroínas”, que consiste en visitar a niños/as hospitalizados para hacerles magia, malabares y juegos en el hospital.

¿Qué haces para ser innovadora, para no caer en la rutina?
Intento camuflar el aprendizaje a través de tareas jugadas, combinando proyectos a nivel de aula (ABP) y otros a nivel de centro (ApS). Rompo con la rigidez de los libros de texto y el horario por áreas y establezco talleres en los que trabajo los elementos curriculares de cada área. Por ejemplo, trabajo la expresión oral a través del teatro o los contenidos jugando a pasapalabra, las olimpiadas matemáticas, las reparaciones ortográficas o MasterChef. También intento contar con la participación de toda la comunidad educativa.

Reflexiones que quieras compartir con nosotros o proyectos en los que estés inmersa:

La escuela debe ser un lugar cargado de magia, emoción, imaginación y posibilidades donde todos los niños y niñas puedan encajar.

Cada niño es una semilla que tenemos que plantar, regándola con mucho amor, plantando también ilusión, emoción y diversión para que florezca cargada de ideas que hagan el mundo mejor.

Me gustaría destacar el proyecto de la radio de aula “Otra escuela es posible: la del cambio” donde tenemos secciones muy diversas (el tiempo, deportes, noticias…) y entrevistamos a personas de diferentes profesiones. A partir de la radio surgen otros proyectos relacionados con el cuidado de la naturaleza, la gala de los talentos, el trabajo de primeros auxilios, educación vial, alimentación saludable.

Creo que también podría destacar la escuela de teatro de padres y madres que creé el pasado curso “Los padres también cuentan”.