Los sentimientos que debemos poner en la maleta de 2021

  • En este artículo, Marta Morales, responsable del programa de Pensamiento Emocional del Colegio Zola Las Rozas, reflexiona sobre las emociones y sentimientos que jugarán un papel importante en este año que recién estrenamos.

  • Destaca que es de vital importancia “escuchar lo que nos dice nuestro cuerpo y nuestras emociones”.

emocionesHablar de emociones y de tendencias es algo complicado. Ojalá tener la certeza de cual será la emoción “trending topic del 2021” y prepararnos para ella.  Sin embargo, sí podemos prepararnos para conocernos mejor, para tomar tiempos de reflexión y de análisis, para deshacernos del ruido exterior y escucharnos a nosotros mismos. Y los comienzos, como un comienzo de año, puede ser un buen momento.

Y en ese trabajo de autoconocimiento, de escucha interior, mediante la cual debemos cuidarnos y respetarnos, sin olvidar que vivimos en sociedad, y no cruzar la línea del autocuidado y autoconfianza hacia el egoísmo y falta de empatía; prefiero hablar de “sentimientos”, porque son emociones conscientes, en las que el pensamiento también juega un papel importante. 

Si después de esta escucha y reflexión, tuviera que hacer la maleta para vivir este 2021, metería en ella lo siguiente: 

Esperanza y confianza, pues me ayudarán a mantener la energía en aquellos momentos en los que la incertidumbre se apodere de mis pensamientos; gratitud, por todo lo bonito que me rodea y lo no tan bonito que me hace aprender; felicidad, para recargarme de endorfina, serotonina, dopamina y oxitocina; paciencia, que siempre he oído que es la madre de la ciencia, y en la ciencia hemos comprobado que hay que confiar; valentía, pues me hará sentir que puedo con aquello y con mucho más; pertenencia, con mi amigos, mi familia…; curiosidad, porque no creo que matara al gato sino que animó a Cristóbal Colón en su viaje y llegar hasta América; compromiso, conmigo misma y con los demás, y sobre todo, serenidad, pues desde ese sentimiento podré gestionar aquellas emociones que también se colarán en mi maleta como la incredulidad, la incertidumbre, la tristeza, quizá el enfado, el cansancio…

Pero… ¿cuál sería mi consejo para poder hacer una maleta práctica para el 2021? 

Escucharnos, escuchar lo que nos dice nuestro cuerpo, nuestras emociones: identifícalas, acéptalas y nómbralas. Todas son tuyas y son válidas pues nos informan y nos preparan para algo. Sin embargo, si están interfiriendo en tu día a día tanto como no te gustaría, si su intensidad no te permite seguir hacia delante: gestiónalas, pide ayuda… ¡¡A veces la maleta pesa mucho y no podemos solos con ella!! ¡A por ello!