Entrevista a Verónica Real, directora de Enfermería del Hospital Covid-19 de Ifema

“Las maestras del cuidado son las enfermeras”

  • Verónica Real, que recogió en nombre de todo el colectivo el premio Princesa de Asturias de la Concordia, hace una semanas, destaca que para combatir al virus lo que se necesita es “prudencia, disciplina y cumplimiento de las normas”.

  • Señala que es necesario mejorar los ratios paciente/enfermera, las contrataciones y la presencia de enfermeras en los grupos de toma de decisiones.

  • Los estudiantes que se quieran dedicar a esta profesión deben ser personas “que no se venzan fácilmente ante las dificultades”.

Verónica RealVerónica Real fue la directora de Enfermería del hospital Covid-19 de Ifema y una de las elegidas el pasado mes de octubre para recoger el premio Princesa de Asturias de la Concordia en nombre de los sanitarios que están en primera línea en la lucha contra esta pandemia. Actualmente, es supervisora de Enfermería en el Servicio de Urgencias Extrahospitalarias de la Comunidad de Madrid Summa 112. Dentro del eje estratégico Zola Responsable del Colegio Zola Las Rozas, que promueve entre la comunidad educativa la sostenibilidad, la solidaridad y la ayuda al desarrollo, conversamos con ella en esta entrevista sobre vocación profesional, sobre cómo se encuentra este colectivo y sobre lo que se necesita para combatir este virus, entre otros temas.

¿Cuándo supiste que querías dedicarte a ser enfermera? ¿Cómo descubriste tu vocación?

​No soy capaz de identificar cuál fue el momento exacto. Pienso que ya nací con esa idea. Cuando era una niña mi padre me regaló un pijama de enfermera, un fonendoscopio y un tensiómetro de verdad. Poco a poco, mi tendencia siempre era que, donde había una herida o un problema de salud, allí iba yo y así llegué a conseguir mi sueño.

Verónica Real¿Qué aptitudes debería tener un alumno/a que quiera dedicarse a esta profesión? ¿Qué mensaje les darías?

​En cuanto a temas académicos, deben ser alumnos a  los que les guste la rama de ciencias, el estudio de la biología, el cuerpo humano… y que les guste estudiar, ya que es una profesión en la que si quieres estar al día, el estudio es continuo y nunca cesa. Además, es la única forma de ir ascendiendo en los niveles académicos posteriormente.

Por otro lado, tienen que ser personas a las que les guste el trato humano, que sean generosas y que tengan un carácter fuerte, que no se venzan fácilmente ante las dificultades, ya que la lucha contra la enfermedad tiene sus momentos duros y hay que tener tener paciencia y empatía para ayudar en esa lucha.

Y, para hacer bien las cosas una vez que sean profesionales, les diría que siempre traten al de enfrente como les gustaría ser tratados.

¿Cómo se encuentra actualmente el personal de Enfermería desde el punto de vista psicológico?

Es difícil generalizar con el sentimiento de tantas profesionales enfermeras, porque el estado psicológico depende mucho de cuales son tus previos, tu carácter y tu forma de tomarte la vida en tu día a día normalmente marca como lo haces para lo que te ocurre en tu vida profesional.

Hay un número importante que presenta cansancio físico y también psicológico, sentimiento que no solo tienen las enfermeras sino todos los profesionales sanitarios y no sanitarios que están en primera línea de la lucha frente al COVID-19 e incluso la población en general; han sido meses muy duros en los que en un primer momento se ha puesto toda la energía que uno tiene en que saliese bien y ahora la situación se está prolongando más de lo esperado y eso lleva a la desesperanza y negatividad.

Verónica Real¿Cómo afrontáis los duros días/semanas/meses que estamos viviendo y que se prolongarán en el tiempo según vaticinan todos los expertos?

​Creo que la clave esta en tratar a los demás como a uno le gustaría ser tratado y de eso las enfermeras saben mucho. No hay que olvidar que nuestro trabajo esta centrado en el trato humano con las personas que en situación de falta de la salud presentan mayor vulnerabilidad y las enfermeras a través de los cuidados hacen más fácil afrontar situaciones difíciles, por ello ahora no iba a ser diferente. Pese a eso, somos personas, que también sufrimos. Ahora, el número de situaciones complicadas a las que nos enfrentamos es muy numerosa, por lo que no es, ni será, la primera vez que después somos nosotras las que lloramos en un hombro amigo para desahogar esa carga emocional.

La pandemia ha puesto en tela de juicio que España tenga uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo, ¿cuál es tu opinión al respecto? ¿Tenemos realmente un buen sistema? ¿Qué se necesita para mejorarlo?

​Estoy de acuerdo con que España cuenta con uno de los mejores sanitarios del mundo pero evidentemente no es perfecto y tiene aspectos mejorables. En lo que concierne a las enfermeras ya hace tiempo que se viene reclamando mejora de los ratios paciente/enfermera ya que estamos a la cola de Europa, así como la mejora de las contrataciones que ayudan a la fidelización de profesionales, también se exigía la presencia de enfermeras en los grupos de toma de decisiones. La base de la mejora de la salud está basada en el cuidado y las maestras del cuidado son las enfermeras por lo que es la lógica que incita a pensar en que se las tenga más en cuenta.

En esto, como en todo en la vida, la idea es aprender de los errores para no volver a repetirlos pero creo que hemos tenido una capacidad de reacción y atención envidiables en una situación de crisis que desconcierta a cualquiera, pero lo que se espera de toda la experiencia es que esto sirva para poner en marcha los mecanismos necesarios para el cambio a mejor.

Para combatir el coronavirus se necesita… 

Se necesita prudencia, disciplina y cumplimiento de normas, en general esto es la clave en todo pero en el caso del coronavirus, las normas nos marcan los caminos a seguir y si los expertos indican que hay que estar en casa, todos sin excepción debemos cumplir.

Prudencia porque, aunque de salud hay mucha gente que opina, sólo los profesionales tienen los conocimientos para dar las indicaciones correctas y disciplina para seguir correctamente esas indicaciones.

Las medidas clave son uso de mascarilla, higiene de manos y distancia de seguridad para evitar más contagios y poder tener control lo antes posible sobre esta enfermedad.

Cuando pase la pandemia, ¿con qué te quedarás de todos los momentos vividos?

​Si empiezo con la parte negativa, no olvidaré el sufrimiento de tantas personas que han pasado la enfermedad, la soledad al encontrarse aislados de sus familiares y el colapso al que se vio sometido el sistema sanitario, un sistema sanitario que nunca antes había pasado por algo así en la época actual.

La parte positiva, también ha sido mucha, la solidaridad de los ciudadanos, las empresas… fue y sigue siendo inmensa y en la parte profesional me quedo con que el trabajo en equipo ha sido admirable, la fortaleza de los profesionales ​y el aprendizaje que he tenido por compartir con tantos y tan diferentes profesionales momentos tan intensos como los vividos en estos meses y muy especial con tantas enfermeras que he tenido la oportunidad de conocer.