Cómo educar en emociones

  • Marta Morales, responsable del programa de Pensamiento Emocional del Colegio Zola Las Rozas, ha impartido un webinar bajo el título “La aventura de Educar. Un reto con Emociones”.

Taller emocionesMarta Morales, responsable del programa de Pensamiento Emocional del Colegio Zola Las Rozas, impartió ayer jueves el webinar “La aventura de Educar. Un reto con emociones”, en el que destacó entre otros puntos la importancia de que los adultos (tanto padres como docentes) sepan gestionar sus emociones para poder ayudar a sus hijos y alumnos a la hora de gestionarlas. “Tenemos que cuidarnos para poder cuidar”, enfatizó.

También subrayó la importancia de que la “emoción y el aprendizaje vayan de la mano”, así como de trabajar la inteligencia emocional para favorecer la convivencia y gestionar los conflictos: “Buscamos el bienestar de los alumnos y si no se tienen competencias emocionales quizás les sea más complicado enfrentarse a determinadas situaciones y retos en el presente y en el futuro”.

En este sentido, es imprescindible que familias y colegio vayan de la mano y que, en el núcleo familiar, se dé una comunicación respetuosa en la que todos los integrantes se sientan escuchados de forma activa.

Durante este seminario online, también se abordaron algunas de las rutinas del programa de Pensamiento Emocional que se desarrolla en el Colegio Zola Las Rozas y que comenzó hace más de 10 años. Entre ellas, la atención plena o mindfulness como una de las rutinas diarias en la que se incentiva a los estudiantes a que tomen consciencia del presente.

En el Colegio Zola Las Rozas también se trabaja el bienestar emocional preguntando al alumnado cómo se sienten y cuál es la emoción que están sintiendo en cada momento. Para ello, se trabaja el vocabulario emocional más allá del bien/mal/regular (por ejemplo, “ilusionado, triste, decepcionado…”), así como qué se necesita para poder sentirse mejor.

Marta Morales resaltó además que, en determinadas situaciones en las que pueden entrar en juego el miedo, la inseguridad o la incertidumbre es fundamental pedir ayuda.