aula neuromotora, desarrollo, infantil, innovación

El proyecto neuromotor, caminando a buen paso

El proyecto neuromotor continúa asentándose con fuerza en el Colegio Zola Las Rozas. Basado en la importancia que tiene el desarrollo motor en las primeras etapas del desarrollo infantil y tomando como espacio base el aula neuromotora con la que cuenta el centro, son muchas las actividades que se realizan con los niños y niñas de primer y segundo ciclo de Educación Infantil.

Así, la actividad comienza ya con la recogida de los niños en las aulas por parte de los profesores. Uno de ellos invita a los niños a conocer un lugar mágico donde podrán jugar, pero que tendrán que tener cuidado porque ese lugar pertenece a una bruja que no debe enterarse.

El objetivo es que los niños comiencen ya la actividad motivados desde que se les recoge en su aula y dar un componente mágico imprescindible para atraer la atención de los niños desde el primer momento.

Aprovechando los tramos de escaleras que los niños tienen que subir para acceder al espacio se pide a los niños que suban los escalones muy despacio diciéndoles que deben hacerlo así porque puede oírles la bruja. Con los más mayores se aprovecha para realizar diferentes movimientos como subir gateando, subir alternando ritmos y prestando atención a la alternancia de brazos y piernas al subir para favorecer la simetría, etc.

Un circuito motor muy motivador

Volteo: Aparece la bruja y muy enfadada al ver que han ocupado su espacio y les lanza un conjuro haciendo que giren en las dos direcciones. Cuatro veces para un lado y cuatro para otro.

Arrastre y gateo: A continuación con una consigna “mágica” similar a la anterior hacen arrastre por la línea verde (marcada con la imagen del cocodrilo). Y a continuación gateo.

Oseo: En esta ocasión la bruja convierte a los niños en osos, el beneficio de este patrón es que todo el peso del cuerpo se sostiene en las manos del niño.

Locomoción:
Una vez finalizado el hito de gateo, a la bruja le falla la varita y los niños volverán a ser niños (y no cocodrilos, ni leones, ni osos…) para que realicen el hito de locomoción. Este siempre lo realizarán andando con ritmo y con patrón contralateral.

Para conocer más sobre este proyecto, pulsa aquí.