hidratación

7 Consejos para estar bien hidratados en verano

Con tiempo caluroso, necesitamos un aporte mayor de líquidos para evitar la deshidratación.

No hay que esperar a tener sed para beber. La sed es la primera señal del inicio de la deshidratación.

Las señales a tener en cuenta ante una deshidratación son:

  • Sed, sequedad de piel y mucosas
  • Dolor de cabeza
  • Debilidad y cansancio
  • Falta de concentración
  • Estado de ánimo bajo
  • Color oscuro de la orina, y disminución de las micciones.

No llegar nunca a éstos puntos.

Los siguientes consejos van dirigidos a la población en general, pero se tendrá especial precaución con los más vulnerables; ancianos, niños, embarazadas, personas que practican deporte, personas que trabajan al aire libre…

1º No esperar a tener sed, beber de manera continua y en pequeñas cantidades de 2 a 3 litros de líquido distribuidos en el día. Si se va a practicar deporte o alguna actividad física aumentar la ingesta .

Beber variedad de bebidas: agua, infusiones, refrescos, zumos, lácteos…

NO ALCOHOL. El alcohol deshidrata.

Llevar siempre una botella encima para ir bebiendo de vez en cuando. No esperar a tener sed.

-Mantenernos en lugares frescos y ventilados. Evitar exposición a pleno sol.

4. Beber durante las comidas 1 ó 2 vasos de agua.

Consumir alimentos de alto contenido en líquidos: sandía, melón, manzana, acelga, tomate, lechuga… verduras, frutas y hortalizas en general.

6º Si tenemos sed, sequedad de piel y mucosas, o disminuye el nº de micciones, debemos consumir bebidas que restablezcan el equilibrio hídrico.

Para practicar actividad física, aunque sea moderada, debemos hidratarnos ANTES, DURANTE, Y DESPUES, pues con el ejercicio se eliminan sales minerales y agua. Aumentar la ingesta hídrica habitual.

No practicar deporte en las horas centrales del día (entre 12 y 16h).

 

Por Mª Luisa Fernandez Martinez, enfermera Colegio Zola Las Rozas